¡Japonesadas! Tokyo Mirage Sessions #FE, Yakuza Remastered Collection, Atelier…

7 febrero, 2020Francisco Miguel Espinosa

El relanzamiento del título de Wii U Tokyo Mirage Sessions #FE en la actual Nintendo Switch nos sirve como excusa para echar un vistazo al inicio del año. Un inicio bastante más japonés de lo que cupiera esperar. Akemashite omedeto!

Y antes de entrar con el plato fuerte, quiero centrar la atención sobre otro lanzamiento que está pasando algo más desapercibido en occidente. Hablo, como no, de The Yakuza Remastered Collection, un lanzamiento que nos da la oportunidad de completar toda la saga de los mafiosos japoneses. Y aquí hago algo de trampa, pues la colección se lanzó oficialmente a finales del pasado año, pero la quinta entrega todavía está por completar el pack y, además, cualquier oportunidad es buena para hablar de la franquicia creada por Toshihiro Nagoshi.

A los grandes re-lanzamientos de Kiwami y 0 sumamos ahora las partes restantes en un pack que se lanza en Playstation 4, a expensas de abrir boca para ese loco RPG que se las promete en el siguiente exitoso spin-off de la franquicia (tras el magnífico Judgment).  Sega puede que no ande tan en boca de todos como hace años con sus tácticas de marketing agresivo y sus consolas punteras, pero sin duda hace muy bien esto de cuidar sus franquicias. Yakuza se está labrando un porvenir también en occidente (en Japón ya lo tiene bastante cimentado) y esta colección, aunque no esté traducida al castellano, nos ha permitido completar la historia de Kiryu en su Macondo particular: el barrio de Kamurocho. Hasta el momento, lo mejor de esta saga sigue siendo su impresionante narrativa, a medio camino entre una película de Takeshi Kitano y un libro de John Grisham. Un reflejo del Japón noir, una de las mejores sagas que hay ahora mismo en el videojuego.

Poco podemos hablar de estos títulos sin caer en el absoluto spoiler, pero bastará decir que a nivel gráfico han dado un salto importante de remasterización (aunque casi parecen hechos de nuevo), que sus mecánicas son casi infinitas (exploración, combate, mini juegos…) y que su protagonista es de los más carismáticos que nos hemos encontrado. A todo fan del país del sol naciente se le debería hacer la boca agua con esto.

Y si damos un salto de género, pero no nos movemos demasiado, nos encontramos con otra extensa saga cuyas ediciones, re-lanzamientos y nuevos títulos se confunden. Hablo, claro, de Atelier, que ha visto cómo a primeros de año se lanzaba Atelier Dusk Trilogy Pack (puede que este sea el título más corto que ha tenido la franquicia). Esta trilogía de Gust Co recoge por primera vez para Nintendo Switch y PS4 los títulos Atelier Ayesha: The Alchemist of Dusk DX, Atelier Escha & Logy: Alchemists of the Dusk Sky DX y Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea DX. O lo que es lo mismo, la posibilidad de entrar en esta saga de alquimistas, chicas guapas y fantasía de corte steampunk por la puerta grande.

Atelier tiene tantos títulos que casi todos los meses nos encontramos con que se relanza alguno de estos en occidente, por lo que seguirle la pista quizás sea un tanto caótico. Hablamos de una saga en que algunos personajes secundarios se convierten en protagonistas más tarde, en que los mundos se entrecruzan, la narrativa repite estructuras pero fluctúa por diferentes callejones (algunos, temo decir, sin salida), y la mecánica rolera de mezclar plantas, recoger ingredientes y combatir por turnos (salvo excepciones) redondean una propuesta que en forma de trilogía arranca el año y da el escopetazo de salida a esta delicia culpable. No he podido jugar aún la trilogía, pero después del estupendo Atelier Ryza de Nintendo Switch, me muero de ganas. El citado título dio un salto en calidad dentro de la saga: tanto a nivel gráfico, como en la historia, como en las mecánicas y animaciones de combate. Especialmente interesante es jugar esto en el modo portátil de Nintendo, pudiendo llevarnos una aventura de cientos de horas directamente en el bolsillo. Una pena la falta de traducción al castellano, pues solo se pueden disfrutar en inglés.

Quizás no tengan la base de fans que otros grandes títulos, pero damos gracias porque se lancen en occidente. Hay algunas joyas que nunca han salido de Japón, como cuenta David Boscá en Yabai!

Y para atacar ya el plato fuerte, preparaos para hablar de Tokyo Mirage Sessions #FE, este increíble crossover entre la saga Shin Megami Tensei y Fire Emblem, una delicia que muchos ni sabíamos que existía (lástima lo que ocurrió con Wii U, podríamos hablar de ello en otra ocasión).

Con una puesta en escena al más puro estilo anime y usando el mundo del J-pop y los idols como excusa para mezclar dos mundos que parecen, a simple vista, difíciles de mezclar. Lo hace y triunfa al hacerlo, dando como resultado un RPG lleno de color, de tensión, de exploración e impresionantes combates en una historia ligera, alejada de la tensión introspectiva del spin-off Persona (a quien más se parece estéticamente).

Los mirages llegan a nuestra realidad y el deber de acabar con ellos y evitar que nuestro mundo y esa realidad alternativa se solapen recae en Aoi Itsuki, nuestro protagonista. Para combatir los mirages dispondremos de nuestros propios mirages, que toman la forma de personajes del universo Fire Emblem. Y ya tenemos el crossover servido.

La música toma en este juego un papel especial, siendo una protagonista más, y el mundo del J-Pop se ve aquí retratado al modo exagerado de los animes. Las cinemáticas que nos encontraremos tienen una calidad enorme y la banda sonora realmente se te mete en la cabeza. A nivel gráfico el juego no destaca especialmente (no llegamos al nivel del imprescindible Persona 5) pero tiene un diseño hermoso, destacando en el diseño gráfico (algo que es marca de la saga Shin Megami Tensei), unos escenarios y personajes bien trabajados y unos combates espectaculares. La exploración al estilo de mazmorras encaja con soltura y la narrativa es elegante, quizás algo demasiado expositiva, poco profunda, pero bien manejada. Durante los combates veremos cómo se combinan ambos estilos (Shin Megami Tensei y Fire Emblem) y llegaremos a desarrollar y encadenar combos, dinamizando los enfrentamientos hasta niveles muy apetecibles para el jugador. Aparte de la exploración por las mazmorras, también deberemos desarrollar a nuestros personajes en el mundo real, teniendo que prestarle atención a la parte social del juego, aunque de nuevo sin tanta profundidad como en la saga Persona (spin-off oficial y destacado de Shin Megami Tensei). Y aunque los escenarios tienen diseños interesantes, carecen de la genialidad de la quinta entrega de la saga. Aunque pese a esto, nos encontramos ante un juego increíble, que sorprende, una buena propuesta de crossover y un spin-off de ambas sagas bastante a la altura de su legado.

Un comienzo de año, por lo tanto, de lo más japonés. Tokyo Mirage Sessions #FE se queda con el puesto de lanzamiento del mes para mí y su aventura en la portátil de Nintendo es de los mejores lanzamientos que he disfrutado en esta. ¿Y vosotros, qué japonesadas estáis jugando o esperando?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior Siguiente artículo